Testimonios

¨Al terminar la clase me siento más etérea, ágil y ligera. Se siente mucho placer realmente. Hay un antes y un después de esta técnica. Es así de maravillosa. Empecé a prestar más atención a zonas desconocidas de mi cuerpo que se hicieron notar en un principio, pero que después de un tiempo de trabajo minucioso se modificaron amorosamente. Descubrí que el cuerpo es sabio y que si se le da el espacio y tiempo para trabajarlo conscientemente los resultados son increíbles¨.
Silvina, 48 años, bailarina y cantante

“Después de la clase tengo una sensación de relajación, sumado a un leve cansancio debido al trabajo muscular. Esta técnica transformó la manera de usar mi cuerpo, aprendí cómo ubicar el centro de gravedad correctamente, para no sufrir dolores ni lastimarme. Incluso a estar más atento a esos malos movimientos y posturas. Elongación 100% es pararse de una mejor manera ante la vida, con la postura física que se debe”.
Ramiro, 18 años, estudiante

¨Esta práctica me hizo dar cuenta de que puedo mantener vital mi cuerpo y extender sus límites, crecer pese al paso del tiempo¨.
Pedro, 55 años, empresario

¨Después de la clase me siento más esbelta y relajada, como si hubiese crecido. Me cambió la postura y la forma de moverme, me siento más flexible y más cómoda con mis movimientos¨.
Laura, 55 años, médica

¨El trabajo que hacemos en cada clase de Elongación 100% es muy particular, intenso y alegra mi cuerpo y alma. Me ayudó muchísimo a alinear la columna y la espalda (realizo un trabajo sedentario) abrir el pecho, airear las articulaciones, proteger las rodillas, acomodar los hombros, ubicar y estirar todo el cuerpo me hace sentir muy bien. Siempre digo que no importa la edad que uno tenga, mi deseo es poder practicar estos ejercicios el mayor tiempo posible durante mi vida¨.
Gianna, 60 años, contadora pública